© 2019 por RIHE. Creado con Wix.com

  • Facebook
  • Instagram

Red Internacional de Huertos Educativos (RIHE) 

La Red Internacional de Huertos Educativos (RIHE) es una agrupación internacional y horizontal de personas, organizaciones e iniciativas comprometidas con los huertos educativos como espacios de aprendizaje vivencial mediante la producción agroecológica de alimentos y la conservación de la agrobiodiversidad. La RIHE incluye a escuelas públicas y privadas, agrupaciones de la sociedad civil y académicos, entre otros. Buscamos que cada persona tenga acceso a una educación que promueva el pensamiento crítico, la creatividad, la colaboración, la solidaridad, la salud y la buena alimentación, además de la (re)conexión con la naturaleza y la sabiduría de quienes trabajan día a día para alimentar a sus familias, comunidades y a la sociedad en general.  

 

La RIHE fue fundada por investigadores de ECOSUR y CIESAS en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México, en 2009. Conscientes del papel clave de organizaciones como LifeLab y Edible Schoolyard en la institucionalización de los huertos educativas (HE) en los Estados Unidos, buscaron impulsar una red de apoyo parecida para el mundo hispano-parlante en Latinoamérica.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los huertos educativos, en espacios rurales y urbanos, han ganado mucha atención durante los últimos años como una respuesta concreta a las crisis ambientales, alimentarias y de salud. Los huertos son herramientas pedagógicas para la innovación en la educación, que permiten abordar estas problemáticas con un enfoque crítico pero optimista y, a la vez, sistémico, transdisciplinario, intergeneracional e intercultural.  A través del trabajo en contacto con la naturaleza, los huertos nos re-conectan con nuestras emociones, la tierra, el agua, el aire, los ciclos y ritmos naturales, así como con la diversidad biocultural de los territorios que los cobijan. Los huertos nos recuerdan que somos parte de la naturaleza y nos hacen más conscientes de nuestro cuerpo físico, de la importancia de cuidarlo y nutrirlo bien. El trabajo en el huerto despierta nuestros sentidos, estimula la capacidad de análisis y observación. El “huertear” requiere de paciencia y experimentación, así como de capacidad para trabajar en grupo y cooperar. Los huertos educativos también permiten lograr una mayor comprensión de la complejidad de los sistemas agroalimentarios, así como sus implicancias a nivel ecológico, social, político, económico y cultural.  

 

La RIHE reconoce la importancia de la agroecología y la agricultura tradicional campesina e indígena como puntos de partida para generar sistemas alimentarios más justos y sanos que pongan en valor la diversidad biocultural de cada territorio. Sus miembros somos conscientes de la importancia de la biodiversidad genética y por ello defendemos la producción libre de semillas y nos oponemos al uso de semillas transgénicas.  Los huertos educativos también pueden volverse verdaderos refugios para regenerar nuestros socioecosistemas, revertir el cambio climático, promover el desarrollo sostenible y avanzar hacia el Buen Vivir. Estos principios impulsan nuestra responsabilidad social como consumidores de alimentos de proximidad y de temporada, producidos mediante técnicas respetuosas del medio ambiente y con un trato digno a las familias productoras. 

  ​

Los Encuentros de la RIHE

Una de las estrategias que tiene la RIHE para conectar y promover los huertos educativos son sus encuentros periódicos. Éstos permiten fortalecer la comunidad internacional y de esta forma co-construir comunidades de aprendizaje más amplias y espacios fraternos, basados en la solidaridad, para el intercambio de saberes y experiencias, la colaboración y creación de estrategias de acción común.  Además, al ser rotativos, permiten ir desarrollando la red de manera descentralizada.    

 

La agricultura y la alimentación son expresiones culturales íntimamente ligadas a un territorio: sus habitantes, su geografía, clima, biodiversidad, etc., por lo que los encuentros son espacios que permiten un intercambio cultural en un sentido muy amplio, que no se limita sólo a el huerto. 

Durante los primeros años de vida de la RIHE, los encuentros se celebraron en México. Con apoyo del fondo UCMEXUS, la Red celebró sus encuentros entre el 2009 y 2011, creciendo en su alcance geográfico en cada uno de ellos. En 2012, la Fundación W.K. Kellogg brindó su apoyo para fortalecer el trabajo de la RIHE en Los Altos de Chiapas (a través del programa Laboratorios para la Vida o LabVida) y para consolidar la Red.  Posteriormente, con el impulso de redes locales y organizaciones dedicadas a promover huertas escolares (CICEANA, COLMENA, Huerto Romita, SIKANDA Internacional, FAHH, RHEC XalapaVeracruz), la RIHE celebró sus encuentros anuales en la Ciudad de México (2014), la Ciudad de Oaxaca (2105) y en Coatepec, Veracruz (2016), ampliando sus alcances y fortaleciendo sus vínculos.  El 2017, el encuentro se realizó por primera vez fuera de México, en Uruguay, gracias al equipo del Programa de Huertas en Centros Educativos de la Facultad de Agronomía de la Universidad de la República, que ofició de anfitrión.  Con el objetivo de seguir fortaleciendo la red del Cono Sur, la próxima reunión se realizará en el sur de Chile.